Cuando Ayora tuvo su moneda local.

Hay una curiosidad, que muy pocos conocen… nuestro pueblo durante unos años tuvo su propia moneda local. EL origen de este hecho se remonta a la Guerra Civil, dónde en cada localidad crearon sus propios billetes y monedas, que solo podrían ser utilizados dentro de nuestro territorio.

Al estallar la Guerra Civil en julio de 1936 circulaban en nuestra Comunidad billetes, emitidos por el Banco de España, de 1.000, 500, 10, 50 y 25 pesetas. Había en circulación asimismo monedas de plata de 5, 2, 1 y 0,50 ptas; de cupro-níquel de 0,25 ptas. («el real»), y de cobre de 10 («la perra gorda»), 5 («la perra chica»), 2 y 1 céntimos.

Iniciada ya la contienda, la primera emisión de moneda por parte republicana corespondió a piezas de latón de 1ptas; de cobre 0,50 y 0,25 ptas, y de hierro de 10 y 5 céntimos. Estas monedas pronto desaparecieron.

En los pueblos y ciudades de la comunidad valenciana el acaparamiento de moneda fraccionaria obligó, al igual que otra zonas republicanas, a recurrir a los llamados «vales» y «bonos», que servían, especialmente a los comerciantes, para devolución del cambio de billetes. Esta peculiar forma de dinero fue emitida por Ayuntamientos, comerciantes, industrias varias, entidades, transportes públicos, etc.

La garantía del papel moneda local estaba representada por el billetaje de Banco de España que los particulares entregasen a cambio de aquel. En cualquier momento, podía el que dispusiera billetes cambiarlos en la caja del Ayuntamiento o de la entidad emisora, en la que se depositarían las cantidades de billetes del Banco de España que fuesen entregados por los ciudadanos, quedando separado este capital de los ingresos municipales y siempre dispuesto a responder del papel emitido.

Estos billetes fueron impresos en cartón, en cartulina, en papel, con una o varias tintas, y con dibujos desde los más simples hasta con ilustraciones y diseños muy artísticos. Los tamaños son distintos según cada localidad e incluso en algunos confirman el nombre de la localidad, como es el caso de los billetes de nuestra localidad.

Los billetes locales se retiraron oficialmente de la circulación el 31 de marzo de 1938, aunque hubieron pueblos que ignoraron la prohibición, por lo que es probable que algunos municipios se mantuviesen hasta el fin de la guerra en marzo de 1939.

Los billetes que podéis ver en las imágenes al final de la publicación,  pertenecen a nuestra localidad, datan del año 1937 y fueron impresos en el imprenta de LeoVigildo, tal y como se puede apreciar en los billetes. Ahora son piezas de colección y por ello, pedimos colaboración ciudadana, si sabes algo más sobre estas monedas o billetes, o tienes algún ejemplar y te gustaría enviarnos una fotografía y compartirlo… ponte en contacto con nosotros en patrimonioayora@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *