…Cuando la apicultura empezó a ser importante en nuestra comarca.

En el territorio valenciano no aparecen muchos datos sobre la apicutlura hasta el dominio árabe, cierto es que esta actividad dejó huella a lo largo de la historia en todas la culturas: los egipcios, los griegos, los romanos… Incluso en el Antiguo Testamento aparecen fragmentos que hacen alusión a la miel.

Esta actividad, que comenzó con la localización de paneles en el interior de los huecos de los troncos, pasó paulatinamente a convertirse en una autentica apicultura con la corta y nueva ubicación de esos troncos, junto con la fabricación de colmenas tipo cesto o vasija.

escjarafuelg01En la Península Ibérica, con la llegada de los árabes la apicultura experimenta una considerable expansión gracias al habitual uso de la miel en la gastronomía y en la medicina de aquellos tiempos. El mejor ejemplo lo encontramos en el municipio de Jarafuel, localidad fundada en el siglo XII por los árabes, y en cuyo escudo municipal aparecen tres colmenas y varias abejas revoloteando a su alrededor.

Es a partir de esta época, alrededores del siglo XIII y XIV, cuando las referencias escritas acerca de la miel en nuestra comarca comienzan a ser continuas y cada vez más frecuentes hasta nuestros días, con la gran fiesta “EL PRIMER CORTE DE LA MIEL” que prontó celebrará XIV edición en Ayora. Ya en la primera mitad del siglo XIV concretamente en la Carta Puebla del 9 de julio del año 1328, aparece reflejado el impuesto que se debe pagar al año por cada colmena, siendo éste igual que el una cabeza de ganado menor.

Un siglo después, a partir de mediados del siglo XV, van apareciendo en las ordenanzas municipales de la Villa de Ayora algunos artículos referentes a la conservación y colocación de las colmenas, donde se indica principalmente penas y multas sobre: robos y daños ocasionados por las colmenas, daños producidos por las abejas a las viñas y daños ocasionador por el ganado….

En ordenanzas de 1747 cuando queda claro que la trashumancia apícola es una importante realidad.En estas ordenanzas se prohíbe la concesión de licencias a los forasteros para que no puedan instalar sus colmenas en los montes de Ayora, reservando el privilegio a los apicultores locales.  Tampoco se permitió instalar colmenas en la localidad de Requena, por lo que vecinos de las localidades de Jalance, Jarafuel, Teresa y Zarra, acudieron al rey Fernando VI para que interfiriese a su favor.

A mediados del siglo XIX, en 1851, en el mundo de la apicultura se produce toda una revolución con la invención de la colmena de marco móvil por parte de L. Langstroth, en Estados Unidos. Con el paso del tiempo las colmenas han sufrido transformaciones, hasta tal y como es conocido hoy en día.Sin-título-3

A finales de los años setenta del siglo pasado se creó en Ayora la Asociación Nacional de Apicultores (ANAE) con objetivo de unir a todos los apicultores profesionales del país para impulsar los productos de la colmena ante la difícil situación en la que el sector se encuentra (la competención con el azúcar, la remolacha y el edulcorante, la gran mortandad de abejas provocó que algunos apicultores abandonasen la actividad y más recientemente la competencia de mieles de otros países principalmente China, Argentina, Mexico).. Esta localidad, extensivo a la comarca, se ha convertido en un referente a nivel nacional de la producción de miel de calidad.

La historia ha sido contada de forma fácil y sencilla, pero la realidad ha sido bien distinta ya que no fue un camino fácil.

 

Información del libro “Una comarca con sabor a miel”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *