Curso de Iniciación: Técnia del esparto.

Hace muchos años,  en nuestra pueblo se oían  golpes cuando el sol salía, muchas veces servían de despertador para el resto de población, estaban picando el esparto. La población iba al monte a recoger el esparto, y tras 21 día en remojo en las balsas; como la balsa mayor y siemrpe en luna menguate, era la forma en la que el esparto quedaba listo para trabajarlo. Tras estos 21 días, se picaba con la maza -utensilio que podeís ver en el apartado de etnografía-.

Ayer, la Asociación en Defensa del Patrimonio de Ayora quiso recuperar parte de ese oficio, casi ya extinguido en nuestra localidad, y esa es nuestra intención con este curso de iniciación, aprenderlo y ayudar a conservarlo.

Durante la jornada, pudimos disfrutar de las hermosas vistas que nos redean.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *