La Rambla de Ayora, o, Río Cautabán – Reconque

P1020151 (2)

Hace cincuenta años, la Rambla era un bonito lugar. Las familias iban a pasar la tarde , a merendar , a bañarse, quizá a hacer labores en las vecinas huertas y aprovechar en darse un remojón cuando apretaba el calor. Pero poco después, se hizo el alcantarillado en el pueblo, y todo cambió. El río recibió los vertidos, y aquello se convirtió en una cloaca; aunque seguía conservando su bonita vegetación, dejo de ser apto para la salud y así perdimos este bonito paraje, como si fuese lo mas natural.

Años después, la riada de 1982, arrasó todo lo que encontró a su paso, y este cauce se convirtió en un desconocido, inmensamente mas ancho y muermo , con paredes verticales y en el lugar que hubo chopares, caminos, y todo tipo de vegetación, sólo dejó tristes piedras de rambla y desolación.

No se recordaba algo igual, pero se dice que el río al final siempre recupera lo que es suyo.

Han pasado treinta y dos años,  y La Rambla- después de tener su depuradora muchos años ya-, vuelve a tener vida y encanto, con aguas cristalinas, y la naturaleza que es sabia, la adorna con múltiples especies, tanto de flora como de fauna.

Pero aquí entramos otra vez los humanos, que teniendo todas las facilidades y contenedores de todos los colores para poder depositar nuestros resíduos, nos empeñamos en tirarlos por ahí, y al final van a parar al río, y lo deterioran  progresivamente, para disgusto del paseante que de verdad aprecia la belleza del lugar.

Desde esta asociación, hacemos un llamamiento…a todas las personas… interesadas en que esto no sea así. 

Se hará limpieza de La Rambla por voluntarios, y también campañas para concienciar al personal. 

¡Mantengamos límpio nuestro río!

Si nuestra casa no la tendríamos así, ¿Porqué consentir basura ahí?