Artículo sobre SEMANA SANTA

LA SEMANA SANTA DE AYORA   La Semana Santa ayorense nace de la mano de la Cofradía de la Sangre de Cristo, dicha cofradía data del Siglo XVI. En un principio se encargaban de recoger dinero para sufragar los gastos de los actos de la iglesia y luego durante mucho tiempo se encargó de organizar las procesiones puesto que era la única cofradía existente. IMG_20131120_0010.jpg Aunque se tienen noticias de procesiones de penitentes el Viernes Santo  por la noche principios de Siglo XVII, el comienzo de las procesiones se debe fijar a mitad del Siglo XVIII. Las procesiones que se realizaban antes de la Guerra Civil comenzaban el Miércoles Santo con la procesión de Silencio; en esta procesión desfilaba solo el Cristo de la Agonía, luego el Jueves Santo salían los Sayones que aparecieron en las procesiones ayorenses en la primera mitad del Siglo XIX.

El Viernes Santo en la procesión de por la mañana salían dos capuchones con los 10153959_1441937502717260_19048274370503853_npendones de la cofradía de la Sangre de Cristo, luego las turutas, y tras éstas el paso del pretorio con el Ecce-homo y Pilatos al lado, tras ellos venían los sayoncicos portadores de los tributos de la pasión, y tras ellos la imagen del Nazareno custodiada por los sayones. Luego seguían el cortejo la imagen de la Verónica con un pañuelo con las tres caras de Cristo, le seguía el Cristo de la Agonía, después San Juan y cerrando el cortejo la Dolorosa y la banda de música.10298882_1441678642743146_1893155908447729079_n.jpg

El Viernes por la noche salían abriendo la procesión el paso del Mundo Redimido (parecida a la Diablesa de Orihuela), luego el sepulcro y tras éste San Juan y la Soledad. Luego el Domingo se hacía la procesión de resurrección.

Después de la destrucción de todas estas imágenes durante la Guerra Civil, las procesiones se retomaron en 1941 con la donación de las imágenes actuales. Durante un corto periodo se realizó la del Silencio y luego desapareció. Con la vuelta de los Sayones, éstos empiezan a realizar la guardias el Jueves Santo (actualmente ya no), y también se realizaba la procesión del Domingo de resurrección con el palio, hasta que ésta desapareció en los años 70 del Siglo XX.

A finales de los 80 se comienzan a formar las cofradías volviendo a darle vida a las procesiones que se encontraban en decaimiento.

Ahora en pleno Siglo XXI las procesiones ayorenses han recobrado, si no como eran, si de otro modo su belleza. Con la procesión de reciente incorporación de la borrica  el Domingo de Ramos y del prendimiento el Jueves Santo, y  la recuperación de la del Domingo de Resurrección; las dos bandas de cornetas y tambores,  los nuevos trajes y andas que las cofradías han hecho para las imágenes le han devuelto a Ayora la gran Semana Santa que tuvo.

image001-copia.jpg

Autor: Juan Carlos Pérez